La Rosca | Campaña |

“El kirchnerismo agotó todas las reservas de confianza y el legado internacional del gobierno de Mauricio Macri. Hoy, el mundo demanda alimentos, energía y minerales y le abre una nueva oportunidad a la Argentina que, sin embargo, no durará 30 años. Por eso, Horacio propone generar un shock de confianza internacional y una política exterior que apoye una estrategia de desarrollo para potenciar los motores de crecimiento en todas las provincias de nuestro país”, indicó Straface.

Con el foco puesto en abrir nuevos mercados y duplicar las exportaciones argentinas en seis años, Redrado sostuvo: “La política exterior debe generar más dólares y más y mejores empleos, a través de una inserción productiva en nuevas cadenas de valor. Llevaremos adelante una agenda ambiciosa de apertura de nuevos mercados, impulsaremos la entrada en vigencia los acuerdos Mercosur-Unión Europea y Mercosur-EFTA, y buscaremos recuperar un vínculo estratégico con Brasil, con foco en la integración energética y la conectividad digital”.

Por su parte, Prat Gay destacó: “La Argentina debe recuperar la confianza internacional del mundo. El gobierno actual ha mantenido una política exterior incoherente e ideológica, por ejemplo, ofreciéndole a Rusia ser la puerta de entrada a nuestro país. Tenemos que defender el sistema internacional basado en reglas”.

Las medidas presentadas son el resultado del trabajo conjunto de representantes de todos los partidos que integran JxC: el PRO, la UCR, la Coalición Cívica, Encuentro Federal y Avanza Libertad. Integran el equipo más de 50 embajadores y diplomáticos, funcionarios y exfuncionarios, académicos y especialistas en relaciones internacionales.

“Hay que trabajar sostenidamente a lo largo de muchas gestiones como hicieron nuestros vecinos. Necesitamos líneas de acción que perduren en el tiempo y sostener a la política exterior como una política de Estado”, indicó Faurie.

 

Tres absurdos kirchneristas en materia internacional

La campaña de Rodríguez Larreta hará foco en tres situaciones que su equipo califica de “absurdos kirchneristas” en materia de política exterior, que dañan la reputación internacional de la Argentina.

En primer lugar, Faurie destacó que actualmente el gobierno nacional asigna más diplomáticos en Cuba y Venezuela que en Vietnam o Indonesia, países con los que la Argentina debería profundizar su relación comercial. Por eso, el excanciller indicó que el plan de Rodríguez Larreta reorientará la Cancillería y las representaciones diplomáticas en el exterior de acuerdo a las oportunidades para las economías regionales y sector privado, y no por simpatía ideológica.

En segundo lugar, señalaron la necesidad de recuperar la credibilidad de la palabra presidencial, una herramienta clave de la política exterior. “El kirchnerismo tiene una política exterior ideologizada que en nada sirve a los intereses nacionales, Alberto Fernández le ofreció a Rusia que la Argentina fuera su puerta de entrada a América Latina solo unos días antes de la invasión rusa a Ucrania. Tenemos que terminar con los zigzagueos que minan nuestra credibilidad y confianza. Vamos a diseñar una política exterior al servicio de la agenda de desarrollo del país, enfocada en la generación de empleo y el aumento de las exportaciones y no en la simpatía ideológica”, afirmar.

Finalmente, Redrado indicó que la Argentina tiene acuerdos comerciales con apenas el 10% del PBI mundial y es uno de los países que menos exportan en relación al tamaño de su economía. “Vamos a poner en vigencia el acuerdo de Mercosur con la Unión Europea y  una agenda ambiciosa de apertura de nuevos mercados, con especial énfasis en las economías regionales, para duplicar nuestras exportaciones en un período de seis años”, afirmó el Secretario de Asuntos Estratégicos.

 

Las propuestas de política exterior

  1. Un compromiso sin reservas con la democracia y los derechos humanos en América Latina. Apoyaremos las demandas internacionales contra la dictadura de Maduro en la Corte Penal Internacional y el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, al tiempo que reclamaremos por elecciones libres, transparentes, sin proscripciones y con veeduría internacional. También vamos a condenar firmemente las violaciones a los derechos humanos y la democracia en Cuba, Nicaragua y Venezuela en organismos y foros multilaterales como ONU, OEA y CELAC.

 

  1. Tendremos una política exterior previsible, sin zigzagueos, que construya credibilidad y confianza. Defenderemos de manera firme e inequívoca el sistema internacional basado en reglas. Condenamos la invasión de la Federación de Rusia a Ucrania y abogaremos por una paz justa y duradera. Además, colaboraremos en la reconstrucción de Ucrania, poniendo a disposición el capital técnico y humano de nuestros sectores productivos.

 

  1. Profundizaremos nuestra relación estratégica con Brasil y dinamizaremos el Mercosur. La relación con Brasil debe buscar promover el crecimiento económico y evitar períodos de estancamiento en el vínculo por razones ideológicas o por falta de profesionalismo. Priorizaremos la integración energética y mejoraremos la conectividad aérea. El Mercosur debe avanzar hacia la libre circulación de personas, mercaderías y servicios, y hacia la unificación de normas técnicas, sanitarias y fitosanitarias. A su vez, vamos a estrechar nuestros vínculos con el resto de los países del Cono Sur. Vamos a garantizar un tránsito de personas y bienes ágil y seguro en los más de 150 pasos fronterizos distribuidos en 17 provincias. Construir buenas relaciones con nuestros vecinos es el primer paso para que el resto del mundo confíe en la Argentina.

 

  1. Negociaciones económicas internacionales con mirada federal. Pondremos en vigencia los acuerdos Mercosur-Unión Europea y Mercosur-EFTA. Llevaremos a cabo una agenda ambiciosa de apertura de mercados. Propondremos nuevos acuerdos de libre comercio y jerarquizaremos la relación con los países del Indo-Pacífico (en particular India, Vietnam e Indonesia), Medio Oriente y el Norte de África. Además, vamos a profundizar los acuerdos comerciales con México, Perú y Colombia. Retomaremos y potenciaremos la agenda de aperturas sanitarias para mercados prioritarios, con especial énfasis en nuestras economías regionales.

 

  1. Vamos a acelerar el ingreso a la OCDE y la aprobación de los tratados internacionales de inversión frenados en el Congreso. El acceso a la OCDE, que el actual gobierno interrumpió, brinda un marco de referencia para mejorar la calidad de las políticas públicas, entre ellas la educación. Argentina necesita mejorar el clima de inversiones para generar empleo y crecer.

 

  1. Recuperaremos el valor de la palabra presidencial, deteriorado durante el actual gobierno. Los foros internacionales servirán para desplegar nuestra estrategia de desarrollo, no para sentar posiciones ideológicas que poco aportan a las necesidades de crecimiento de nuestro país. Fortaleceremos la participación argentina en instancias multilaterales, especialmente en el G20. También vamos a poner todo el prestigio científico, cultural y deportivo de los argentinos en el mundo al servicio de la generación de confianza a nivel global.

 

  1. Continuaremos reclamando el pleno ejercicio de nuestra soberanía sobre las Malvinas en foros internacionales, respetando el mandato constitucional sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes.

 

  1. Profundizaremos la relación con Estados Unidos y buscaremos nuevos mecanismos para fomentar y ampliar el comercio e inversiones. Procuraremos adherir a la iniciativa “Americas Partnership for Economic Prosperity” que integran 11 países de la región. Esto contribuirá a promover inversiones en infraestructura, energía y sectores estratégicos. Aumentaremos la cooperación en cambio climático, defensa y combate al crimen organizado.

 

  1. Promoveremos una agenda con China en el marco de la Asociación Estratégica Integral entre ambos países -que reafirmó el Presidente Macri en 2018- y la Iniciativa de la Franja y la Ruta. A su vez, al inicio de nuestro gobierno dialogaremos sobre las prioridades e intereses argentinos en los distintos proyectos existentes, con el objetivo de equilibrar la balanza comercial y ampliar el comercio y las inversiones.

 

  1. Proyectaremos al mundo una Argentina comprometida con la lucha contra el cambio climático. Vamos a poner en valor nuestra capacidad como productor eficiente y sustentable de proteínas, energías renovables y de transición, y minerales críticos para la transición verde. El agro argentino es uno de los que menos huella de carbono genera a nivel global.

 

  1. Reorganizaremos la Cancillería y las representaciones diplomáticas en el mundo con un objetivo central: generar oportunidades de desarrollo e incrementar nuestro comercio exterior, promoviendo la llegada de inversiones con un enfoque federal. Hoy hay hasta tres veces más diplomáticos en países como Cuba, Nicaragua y Venezuela que en mercados de alto potencial como Vietnam, Indonesia y Qatar. Vamos a aumentar la coordinación con otros ministerios y a poner la Cancillería a disposición de las provincias, las economías regionales y el sector privado.

 

  1. Jerarquizaremos el rol de las Fuerzas Armadas, en el marco de una estrategia moderna de Seguridad Nacional. Invertiremos en tecnología, equipamiento y formación profesional, acorde con el rol estratégico que las Fuerzas Armadas tienen en un país democrático y de tradición de paz. Nuestras Fuerzas Armadas tendrán un rol en la protección de las fronteras y nuestros activos estratégicos. Asimismo, tendrán una mayor participación en operaciones de mantenimiento de la paz de la ONU y en programas de ayuda humanitaria, contribuyendo así al prestigio de Argentina en el mundo y a la paz y seguridad globales.

 

  1. Custodiaremos el Mar Argentino y combatiremos la pesca ilegal. El Atlántico Sur brinda a la Argentina una fuente excepcional de recursos marítimos y una proyección diferencial hacia la Antártida. Dotaremos a la Marina y a la Prefectura con más y mejores elementos de custodia y monitoreo del territorio argentino, en virtud de la ampliación de la plataforma continental que se terminó de aprobar en Naciones Unidas en 2017.

 

La Rosca | Leyes |

La legisladora nacional destacó la aprobación de nueve leyes con perspectiva federal, en la sesión de la Cámara de Diputados de la Nación.

“La sanción del Sistema Integral de Cobertura y Promoción de créditos hipotecarios brinda soluciones al desastre provocado durante el macrismo. Ilusionaron a argentinas y argentinos con el sueño de la vivienda y dejaron pesadillas en miles de familias, con un endeudamiento atroz, similar al que dejaron en el país”, recordó la Diputada entrerriana. “Establecimos la regularización de las cuotas, atadas a la remuneración promedio (RIPTE), para que cuando el salario supera la inflación se abona el índice más bajo y para que los pagos no superen el 30% de los ingresos de los deudores. Además será retroactivo al 1° de enero, con suspensión de los desalojos y creación del Fondo Fiduciario de Compensación, para cubrir los descalces entre salarios y UVA/UVI”, precisó.

Osuna enumeró que “aprobamos la Ley de Regulación del Ejercicio Profesional del Acompañamiento Terapéutico, para la jerarquización y el reconocimiento nacional de las y los acompañantes terapéuticos, de su desarrollo laboral y de su formación. Son quienes tienen un rol indispensable en nuestra sociedad pasando desde una mirada biologicista a una perspectiva integral de las personas”.  De igual modo, resaltó la modificación sobre violencia digital, enmarcado en la Ley de protección Integral a las Mujeres, ya que “en tiempos donde la tecnología y las redes sociales son una herramienta protagonista de nuestra vida, es indispensable accionar sobre la violencia digital, conformar políticas activas e implementar un servicio multisoporte, en el Consejo Nacional de la Mujer, para el acompañamiento y el asesoramiento”.

“Además, avanzamos en la creación del Régimen de promoción de la producción y/o elaboración de productos orgánicos, que propone para beneficiarios la conversión en créditos fiscales del 50% de las contribuciones patronales, la reducción del 50% de los impuestos a monotributistas, la creación de un Fondo de Promoción del Producto Orgánico, y la disposición de fondos para programas educativos en escuelas secundarias agrarias y rurales, y para capacitaciones e incentivos en nivel terciario o superior”, valoró la presidenta de la Comisión de Educación. Por último, remarcó la relevancia del Plan de Refinanciación de la deuda de provincias y municipios al Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento (Enohsa), “que alivia a 13 provincias y que venimos impulsando desde la Cámara desde 2004”, recordó la diputada paranaense.

“Con visión federal y con la responsabilidad del mandato del pueblo, vamos a seguir construyendo leyes que reivindiquen el rol del Estado, que fortalezcan la Democracia y que garanticen derechos, con una mirada de justicia social e igualdad. Mientras, Juntos por el Cambio actúa desde la impostura, con una puesta en escena de campaña, como vienen haciendo desde 2021, y que tiene como resultado darle la espalda a quienes los votaron, a las provincias que representan y al pueblo argentino”, finalizó Osuna.